Si fuese una palabra sería: Mágia, Si fuese un número: el 5, Si fuese un animal me encantaría ser una pantera; Si fuese un mes: Enero, Si fuese un color sería verde, Si fuese un idioma: Italiano, si fuese una fruta: un limón, si fuese un sentimiento sería la pasión, si fuese un día de la semana sería el sábado, pero si fuese todas esas cosas, dejaría de ser lo que realmente soy...







lunes, 24 de noviembre de 2008

La alegría de mi vida...


A veces me paro a pensar en todo lo que vivo
en el significado que cada cosa tiene en mi vida
todo lo que me importa y lo que no
porque el hecho de estar aquí
hace que cada día me replantee todas estas cuestiones.
Antes, cuando estaba en mi casa viviendo con mis padres, no pasaba un solo dia sin que me quejase de ello, o sin que renegase acerca de todo lo que me rodeaba, pero es ahora cuando me he dado cuenta, que todo aquello de lo que protestaba es lo que realmente me hacía feliz.
El beso de por las mañanas, el abrazo a media tarde que provocaba en mí una sensación de tranquilidad, la mirada nocturna que me hacía caer en un profundo sueño...
todo, todo & todo..me invita a restar todos y cada uno de los días que me quedan para volver de nuevo a ver la alegría de mi vida.

10 comentarios:

Miss_Cherry dijo...

Bueno lo primero muchisimas gracias por pasarte!! ^^

La verdad que las cosas que nos parecen "pequeñas" cuando estamos cerca luego se convierten en esenciales cuando estamos a miles de kilometros..

Te sigo ^^, me gusta tu blog.

Por cierto, me suena tu cara por asi decirlo, eres amiga de Sonia? de la Uni? Sque creo haber visto alguna foto por el tuenti..

Un besito:)

BIRA dijo...

La primera vez que pasé por tu blog sentí buenas vibraciones. Nada hay más importante que los padres, nada. Y aunque cada vez hay más "personas" que los dejan de lado, siempre es muy agradable encontrar a alguien que de verdad los valora.

Por experiencia te digo que esa sensación de vacío no pasará y que seguirás contando los días siempre. Yo sigo haciéndolo... y ojalá por muchos años.

De todos modos, intenta verlo de forma positiva... verás cómo los disfrutas cuando estés con ellos.

Besos!

Pilar dijo...

Hola!!
Gracias por pasarte!
Te sigo si?

Encantada de ''conocerte'' :)

noelia dijo...

que bonito lo que escribes en esta entrada!!!

un besin nas noches

sonia7386 dijo...

Pero que durillo se nos hace estar lejos de la gente que queremos ehh empezando por padres, hermanos, en mi caso sobrinin, amigos, amores jeje etc aiss que sepas que aqui estoy siempre que lo necesites ehh que mi habitacion es especial porque no tiene numero como la tuya, tiene letra la E y que siempre puedes venir cuando quieras o sino donde sea siendo el momento o la hora que sea!!! un besote mu fuerte y arriba esos animosssssss

Mara dijo...

Qué nostálgica :) seguro que hay más cosas que te hacen feliz!!

noelia dijo...

wenas , paso a desearte un buen puente ya que yo me voy a bcn a mi tierra porque como estudio en valladolid lo exo de menos, asi que despues del puente nos vemos por estos lares muaks!!

bailabalas dijo...

Este post me recuerda cuando empecé mi vida independiente. Iba a casarme y me arrepentí, pero era tal el agobio que mi ex prometido me causaba que agarré mis tiliches y me vine a vivir a otra ciudad. ¡Cómo extrañé mi casa, mi hermano, mi mamá, mi abuelita, mis tías! Pero eso te vuelve más fuerte y eventualmente, todos se vuelven a juntar.

Muy bonito post.

Como veo que sólo aceptas comentarios de open ID y blogger, tuve que loggearme con una cuenta de un blog que ya ni uso, pero te invito al que sí tengo activo:
http://xactitud.com/blog/ y también en http://fronteradepapel.com

Saludos desde la frontera norte de México.

noelia dijo...

feliz navidad wapisima espero que lo pases genial muaks

BIRA dijo...

Has expresado de forma insuperable el amor que todos deberíamos sentir hacia nuestros padres, hacia esas personas que nos han dado todo y más. A mí me pasó más o menos lo mismo. Siempre les he querido muchísimo, pero cuando me fui fuera a estudiar... fue la pera limonera. Extrañaba su presencia cada minuto. Ahora, que vivo casi a dos mil kilómetros de ellos... ya puedes imaginarte.

Besos!